MARCA LA PAUTA. SIN LÍMITES.

El dinamismo y la eficiencia del BMW Serie 3 Gran Turismo.

MARCA LA PAUTA. SIN LÍMITES.

El dinamismo y la eficiencia del BMW Serie 3 Gran Turismo.

Más placer de conducir con menos emisiones. El BMW Serie 3 Gran Turismo combina atributos aparentemente irreconciliables. Un completo paquete de tecnología le permite ofrecer prestaciones extraordinarias de forma eficiente: desde las medidas de BMW EfficientDynamics, como el cambio Steptronic de 8 velocidades, hasta la suspensión adaptativa. Visualmente, el spoiler trasero activo subraya el excelente dinamismo del BMW Serie 3 Gran Turismo.

MARCA LA PAUTA. SIN LÍMITES.El dinamismo y la eficiencia del BMW Serie 3 Gran Turismo.

Más placer de conducir con menos emisiones. El BMW Serie 3 Gran Turismo combina atributos aparentemente irreconciliables. Un completo paquete de tecnología le permite ofrecer prestaciones extraordinarias de forma eficiente: desde las medidas de BMW EfficientDynamics, como el cambio Steptronic de 8 velocidades, hasta la suspensión adaptativa. Visualmente, el spoiler trasero activo subraya el excelente dinamismo del BMW Serie 3 Gran Turismo.

MÁXIMO DINAMISMO.

MÁXIMO DINAMISMO.

Un bastidor que traslada pura potencia a la carretera. Y motores BMW TwinPower Turbo para ofrecer la máxima potencia. Experimenta el extraordinario dinamismo del BMW Serie 3 Gran Turismo y un placer de conducir sin límites.

 

Disclaimer reference invalid

EFICIENCIA Y DINAMISMO.

El BMW Serie 3 Gran Turismo marca la pauta en cuanto a dinamismo y confort de marcha. En combinación con los potentes motores BMW TwinPower Turbo, el cambio Steptronic de 8 velocidades proporciona una entrega de potencia óptima a cualquier velocidad. La suspensión M adaptativa mejora aún más la experiencia del dinamismo.

  • Motores BMW TwinPower Turbo

    Gracias a la tecnología BMW TwinPower Turbo, la generación nueva e innovadora de motores de gasolina y diéselde la familia BMW EfficientDynamics ofrece agilidad y una respuesta excelente, incluso a regímenes bajos, con una eficiencia excepcional y un nivel bajo de emisiones. Más eficiencia y dinamismo para garantizar un placer de conducir ilimitado.

    Los motores de gasolina incorporan una avanzada tecnología de turbocompresión, control de válvulas totalmente variable VALVETRONIC con Doble VANOS y High Precision Injection. Una serie de elementos de alta tecnología que, juntos, ofrecen una entrega de potencia extraordinaria y, a su vez, una eficiencia inusual.

  • Cambio Steptronic de 8 velocidades

    El cambio Steptronic de 8 velocidades marca un nuevo hito en términos de comodidad y dinamismo, y es un elemento clave de BMW EfficientDynamics. El refinado escalonamiento de marchas facilita la entrega óptima de potencia a cualquier velocidad. Así, se reduce considerablemente el consumo y el conductor disfruta de una mayor deportividad y dinamismo. Se reduce el régimen del motor, especialmente a velocidades elevadas, lo que a su vez reduce el consumo y el ruido del motor.

    El embrague convertidor, controlado electrónicamente, también ayuda, incluso si se cambia al modo manual. Las cortas relaciones de cambio y el preciso ajuste de la transmisión garantizan cambios de marcha increíblemente suaves.

    En el modo SPORT, la conducción es más deportiva y directa, y el modo COMFORT activa una configuración de cambios pensada para lograr la máxima comodidad a regímenes bajos. Incluso las funciones integradas, como la previsión y la supervisión constante de los movimientos del vehículo y de la situación del tráfico, influyen en el comportamiento del cambio. Según el modo de conducción en cada momento, el sistema selecciona siempre la marcha más adecuada.

  • Suspensión M adaptativa

    Con la suspensión M adaptativa rebajada unos diez milímetros, el potencial dinámico del vehículo se incrementa aún más. El conductor puede adaptar las características de la suspensión mediante el Driving Experience Control para que se ajusten al estilo de conducción deseado en cada momento: desde cómodo hasta especialmente deportivo. Con independencia de la configuración que elijas, la amortiguación con control electrónico de la suspensión M adaptativa se ajusta siempre en fracciones de segundo a las condiciones del firme. Para ello, el sistema emplea numerosos sensores que registran, además de las oscilaciones de las ruedas, la velocidad para ajustar óptimamente la amortiguación y, al mismo tiempo, aumentar la seguridad.

    El modo COMFORT garantiza una conducción excepcionalmente cómoda al hacer completamente imperceptibles las imperfecciones de la carretera. El modo SPORT ofrece una suspensión marcadamente deportiva con una configuración más firme de los amortiguadores. El modo SPORT+ permite un dinamismo de conducción extraordinario con una respuesta más espontánea de la dirección y de la transmisión. Este modo también activa el DTC (Control Dinámico de Tracción), que hace posible un mayor deslizamiento de las ruedas motrices para disfrutar al máximo de la conducción deportiva.

    Esto no desactiva completamente la función DSC (Control Dinámico de Estabilidad); en su lugar, interviene más tarde para garantizar que en última instancia el vehículo permanezca estable y siempre dentro de los límites físicos.

SPOILER TRASERO ACTIVO.

A partir de una velocidad de 110 km/h, el spoiler trasero activo se despliega automáticamente y vuelve a plegarse cuando se baja a 70 km/h para mejorar la estabilidad. También se puede plegar y desplegar manualmente con un botón situado en la puerta del conductor.

GESTIÓN INTELIGENTE DE LA ENERGÍA.

Tecnologías BMW EfficientDynamics de serie, como la función Auto Start/Stop, el modo ECO PRO, el sistema Brake Energy Regeneration y la servodirección eléctrica, crean un sistema inteligente de gestión de la energía que reduce el consumo de combustible y contribuye así a la movilidad sostenible. De este modo, se consigue un alto grado de dinamismo de conducción y un placer de conducir sin concesiones.

  • Driving Experience Control con ECO PRO

    El Driving Experience Control ofrece al conductor la posibilidad de elegir entre el modo COMFORT, el modo ECO PRO, orientado a la eficiencia, el modo SPORT, que permite una conducción dinámica y deportiva, y el modo SPORT+, que lleva la conducción dinámica al límite. El modo ECO PRO ajusta las características de la transmisión Steptronic (si se cuenta con ella), así como la estrategia de la calefacción y del aire acondicionado, para que la conducción sea lo más eficiente posible. Puede reducir el consumo de combustible en un 20%*. Es posible ahorrar aún más gracias al "modo de planeo" y al uso del sistema ECO PRO, que sugiere una ruta con una eficiencia optimizada, para la que se tiene en cuenta el tráfico, el estilo de conducción y las condiciones locales, lo que ayuda a reducir el consumo de combustible. El "modo de planeo" permite al vehículo deslizarse por inercia a velocidades de hasta 160 km/h sin utilizar potencia adicional cuando el conductor retira el pie del acelerador sin frenar.

    El modo COMFORT garantiza una experiencia de conducción extremadamente cómoda gracias a un ajuste adecuado de los componentes de la suspensión. En los modos SPORT y SPORT+, la configuración permite una conducción más dinámica. El motor responde de forma más espontánea, el cambio automático permite cambiar de marcha a mayor velocidad y las indicaciones de cambio de la transmisión manual se muestran más tarde. En general, todo el vehículo reacciona de forma más directa y dinámica.

    * según un estudio de consumo realizado por BMW; depende del estilo de conducción personal.

  • Función Auto Start/Stop

    La función Auto Start/Stop apaga el motor cuando el vehículo se detiene de forma temporal (p. ej., ante un semáforo en rojo o en un atasco) para reducir aún más el consumo. Cuando el conductor pisa el pedal del embrague (cambio manual) o levanta el pie del freno (cambio Steptronic), el motor arranca automáticamente de nuevo en una fracción de segundo.

  • Brake Energy Regeneration

    Cada vez que se frena, se genera energía cinética pero, hasta hace poco, esta energía no se utilizaba. Brake Energy Regeneration aprovecha este potencial. Aprovecha la energía del movimiento por inercia que se genera al frenar o al levantar el pie del acelerador y la convierte en electricidad, que se utiliza para recargar la batería. Con este sistema inteligente de gestión de la energía, el alternador ya no tiene que funcionar de forma continua, lo que reduce la carga de trabajo del motor. El resultado: menor consumo y mejores prestaciones, típico de BMW EfficientDynamics.

  • Servodirección eléctrica

    Con la servodirección eléctrica, la asistencia se adapta a la velocidad en cada momento. Esto se traduce en un comportamiento directo y preciso de la dirección a velocidades altas y una maniobrabilidad sin esfuerzo al aparcar. La servodirección solo consume energía cuando se precisa asistencia. Así se reducen el consumo y las emisiones, ya que se utiliza un motor eléctrico en lugar de una bomba hidráulica. En los sistemas tradicionales, la bomba hidráulica consume energía en todo momento, pero la servodirección eléctrica solo al mover el volante. El motor eléctrico se apaga en las rectas o al mantener el mismo ángulo de dirección (por ejemplo, en curvas largas) y no consume energía. Al ajustar de forma flexible la asistencia a la situación de conducción y la velocidad, se mejora el confort.

Consumo de combustible y emisiones de CO2.

Encontrarás más información sobre el consumo de combustible y las emisiones de CO2 oficiales de turismos nuevos en las orientaciones correspondientes disponibles de forma gratuita en todos los puntos de venta y en la asociación alemana del automóvil DAT (Deutsche Automobil Treuhand GmbH), Hellmut-Hirth-Str. 1, 73760 Ostfildern, Alemania, o en http://www.dat.de/en/offers/publications/guideline-for-fuel-consumption.html

 


Las cifras no corresponden a un vehículo específico ni forman parte de la oferta del producto, sino que se proporcionan únicamente a efectos de comparación entre los distintos tipos de vehículos. A la hora de calcular las emisiones de CO2 conforme a la Directiva 1999/94/CE, no se han tenido en cuenta las emisiones de CO2 generadas durante la producción y el suministro del combustible ni las procedentes de otras fuentes de energía.